Ficciones

Atocha

Atocha ya no sólo me recuerda a ti.

 

He tratado de tapar todo lo que este sitio me hacía rememorar a base de reencuentros en este punto con amigos que se fueron a vivir muy lejos, con bebés que han crecido muchísimo desde la última vez que los vi, con acontecimientos laborales. Por eso Atocha ya no sólo me recuerda a ti. No sólo, y no será así siempre.

 

Pero de momento siguen en mi cabeza aquellos fríos días en los que vagabundeábamos por estas calles mendigando cobijo y robándonos besos, aquellos restaurantes de comida rápida y conversaciones lentas, aquel ascensor donde estuvimos más cerca que nunca el uno del otro y aquellas aceras en las que si pudieran hacerlo, hubieran sonreído por vernos pasar otra vez. En tu terquedad te has obstinado en quedar aquí de nuevo y has añadido algo más de ti a este lugar en mi cabeza.

 

Atocha ya no sólo me recuerda a ti. No sólo. No siempre.

 

 

Imagen: @conniecloe (Marisol)

¡No dejéis de visitar su galería de Instagram!

2 Comments

  • Marisol

    Que relato más emotivo , me ha encantado , seguramente que más de un@ al leerlo se ha sentido identificad@ . Lugares que recuerdan a una persona , recuerdos que parecen olvidados y que de pronto sin saber el porque, los vives con una realidad que asusta . Mil gracias por haberle puesto imagen a tus pensamientos con mi humilde fotografía, es un gran honor 🙏 Mil graciassss amiga !!! 🥰

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.