Reflexiones

Ojalá

Ojalá te llegue la paz que yo ahora tengo la fortuna de sentir.

 

Ojalá sepas algún día lo que es librarte de los deberías, aceptar tus deseos, concedértelos y quitarte todas las espinas.

 

 

No pensar en euros, en horas, en kilos ni en kilómetros,

sólo en la intensidad de lo que aprecian tus sentidos.

 

Fluir y confiar.

 

 

 

Ojalá vivas la profundidad de un silencio

y el placer de compartirlo.

 

La soledad sin sentimiento de culpa.

 

La tranquilidad de haber vivido todo lo querido.

 

Ojalá desees para ti lo mismo que yo te deseo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.